El desdoblamiento astral


El desdoblamiento astral es la separación temporal que se da entre el alma y el cuerpo físico, por medio de la cual tenemos una experiencia en otra dimensión de la naturaleza.
Sepámoslo o no, todas las personas nos desdoblamos involuntariamente durante las horas de sueño. A lo largo del descanso nocturno la conciencia se desenvuelve en otro plano o dimensión mientras el cuerpo físico recobra las energías que ha gastado durante la actividad física.
Al desdoblarnos el alma o cuerpo astral se mantiene unida con el cuerpo físico por medio de un hilo de naturaleza energética llamado “el cordón de plata” que se extiende indefinidamente y por el cual suben y bajan las impresiones de un plano a otro.
Los sueños que recordamos al despertar son el resultado de las experiencias que tenemos en otras dimensiones de la naturaleza.
La mayoría de personas ignoran que todas las noches visitan otra dimensión y por hacerlo de forma inconsciente no pueden aprovechar los beneficios de esta experiencia ni acceder al conocimiento de los mundos internos.
El desdoblamiento no solo puede darse de forma inconsciente, sino también de manera consciente y voluntaria por medio de un entrenamiento. A esta práctica se le conoce con diversos nombres como viaje astral, proyección astral, ensueño o sueño lucido.
Para el aspirante al despertar de la conciencia, esta práctica es una herramienta muy útil; ya que al proyectar la conciencia fuera del cuerpo podemos comprobar la existencia del universo interior y acceder a una fuente de información de primera mano sobre los procesos metafísicos que tienen lugar en los planos sutiles.
Muchas personas consumen drogas o sustancias de origen químico o natural como la ayahuasca o el peyote para estimular los desdoblamientos. Sin embargo, en nuestros estudios no recomendamos estas prácticas ya pueden ser riesgosas, alteran la veracidad de las percepciones, provocan alucinación y pueden generar dependencia.
El desdoblamiento puede lograrse de forma natural sin consumir ninguna sustancia, por medio del auto adiestramiento en ejercicios muy simples de concentración.

¿Por qué no somos conscientes del desdoblamiento?
Aunque todas las personas se desdoblan de manera natural durante las horas del sueño, solo muy pocas tienen plena conciencia y pueden sacar provecho de esta experiencia. Esto se debe a varios aspectos. Uno de ellos es que solo muy pocos poseen desarrollado el cuerpo astral. El vehículo que nos permite movernos a conciencia y voluntad en los mundos internos.
Otro factor es la inconsciencia psicológica; ya que si durante el día vivimos sumergidos en las actividades mentales desordenadas de los diferentes egos, en la noche nos moveremos igual de inconscientes, adormecidos en las mismas agitaciones que nos perturbaron en la vigilia.
Al soñar solemos visitar los mismos lugares, personas y actividades que frecuentamos durante el día, solo que por tener la conciencia dormida no nos damos cuenta que lo estamos haciendo en el mundo de los sueños.
Si vigilamos nuestra psicología y practicamos la muerte psicológica frecuentemente durante el día, podremos recuperar la atención y la receptividad; lo que nos favorecerá para tomar conciencia en los sueños y darnos cuenta de que estamos desdoblados.
Si somos observadores y constantemente nos recordamos a sí mismos haciendo tomas de conciencia, aumentaremos nuestras posibilidades de despertar en los planos que visitamos cuando estamos durmiendo.
Durante nuestras actividades diarias podemos hacer un alto cada tanto y tomar conciencia del lugar en el que nos encontramos y de la actividad que estamos realizando. Observar los detalles del entorno, los objetos, personas y verificar concienzudamente si en ese momento estamos en el plano físico o en un sueño.
Si hacemos frecuentemente estas tomas de conciencia, es probable que también las repitamos cuando nos encontremos proyectados fuera del cuerpo y entonces nos daremos cuenta que estamos en un sueño.
Entre más trabajemos sobre nuestros estados de conciencia durante el día tendremos mayor lucidez y capacidad para desdoblarnos a voluntad y conocer así las realidades que existen en dimensiones más sutiles de la naturaleza.

Características del mundo astral
El astral o mundo de los sueños es una dimensión sutil donde se manifiesta el complemento interior que anima todas las cosas que percibimos en el mundo físico. Este es un mundo inexplorado y por lo tanto incomprendido por la ciencia actual que aún no cuenta con los instrumentos ni el desarrollo científico para investigarlo.
Los científicos han desarrollado tecnologías y muchos instrumentos para medir y estudiar el mundo externo. Pero para estudiar el mundo interno es el hombre mismo el que debe desarrollarse y convertirse así en su propio instrumento de investigación.
A diferencia del mundo físico que está regido por la inercia donde todos los objetos necesitan de una fuerza que los mueva, el astral es el mundo del movimiento. Allí los escenarios cambian y se transforman constantemente.
La realidad en esta dimensión está regida por menos leyes y por eso nuestro desenvolvimiento en ella es diferente. Cuando estamos desdoblados podemos volar, atravesar objetos y visitar lugares lejanos viajando a la velocidad del pensamiento.
En este mundo encontramos tanto a las personas que están vivas proyectadas fuera de su cuerpo físico, como también a personas que ya han fallecido. Con estos podemos contactar y saber su paradero y en qué estado se encuentran.
En el astral, el pasado, presente y futuro se manifiesta en un solo momento. Este plano no se encuentra limitado por el tiempo tal como ocurre en el plano físico. Es por esto que al desarrollar la habilidad de los viajes astrales podemos llegar a conocer datos de interés sobre nuestras vidas pasadas y también sobre acontecimientos que están por ocurrir.

El desdoblamiento y el conocimiento de sí mismo
El objetivo de despertar conciencia en las dimensiones interiores de la naturaleza no es desarrollar una facultad mística por capricho o curiosidad; sino contar con una importante herramienta que nos permitirá profundizar en el trabajo del autoconocimiento.
El desdoblamiento astral nos permite comprobar la existencia tangible de los mundos internos sobre los cuales pretendemos realizar un trabajo de revolución y cambio.
- De los mundos internos podemos obtener información que es imposible de alcanzar a través de los sentidos en el mundo físico. Podremos apreciar un panorama más profundo de las personas, situaciones y fenómenos, que en el mundo físico se nos presentan a través de las apariencias. Ej. Una persona que en el mundo físico se nos presenta elegante, apuesta y limpia, podemos verla en el astral sin dientes, calva y vestida con harapos. Símbolos que nos están informando sobre su pobreza interior. Que en su realidad interna es ambiciosa, egoísta e impura.
Explorando nuestros mundos internos podemos conocer directamente las diversas partes de nuestro real Ser. Entrar en contacto con nuestro Padre interno, con la madre divina y apreciar partes de la conciencia que hemos liberado. De igual modo, podemos presenciar en forma representativa a los diversos egos que pueblan nuestro mundo interior. Podremos contemplar su tamaño, densidad, el poder que tienen y verlos representados con las formas animalescas que toman en esos mundos. Algunos aparecerán como lagartos, osos, arañas, ratones, tiburones o bajo la forma de personajes de terror como monstruos, zombis o ladrones que nos persiguen en los sueños para robarnos. Veremos el aspecto de nuestro mundo interior representado con ciudades, ríos y lugares sombríos o luminosos donde ocurren situaciones que nos están transmitiendo información de lo que somos en los mundos invisibles.

Además el desdoblamiento también nos permitirá:
-Conocer el estado de la deuda karmica y los diferentes trabajos que debemos realizar para saldarla.
-Obtener orientación que nos permita establecer un orden y reconocer las prioridades del trabajo interior personal.
-Entrar en contacto con maestros, guías espirituales o partes de la conciencia que nos instruyen sobre las cuestiones del camino de la sabiduría.
-Hacer investigaciones, preguntas esotéricas y acceder a información de los mundos sutiles.
-Conocer eventos que están próximos a suceder para que podamos prepararnos para su advenimiento.
-Determinar los resultados que tienen en los mundos internos las diferentes prácticas que realizamos en el plano físico para que podamos rectificar el rumbo cuando nos hemos desviado, descubrir nuestras faltas y perfeccionar las deficiencias.

Practica de desdoblamiento
Si queremos aprender a desdoblarnos existen infinidad de procedimientos que pueden darnos buenos resultados. Lo importante es elegir uno y hacerlo con paciencia, continuidad y concentración hasta lograrlo.
Para esto debemos buscar un lugar cómodo y tranquilo donde no seamos interrumpidos por ruidos o distracciones. Podemos intentarlo a cualquier hora del día, sin embargo en la madrugada y a las primeras horas de la mañana suelen obtenerse mejores resultados.
Debemos ubicarnos en una posición cómoda que no obstaculice la concentración ni la relajación. Acostados (Si es posible con la cabeza en dirección al norte) o sentados.

Recomendamos seguir los siguientes pasos:
1) Realizar el círculo mágico de protección alrededor del lugar
2) Petición de asistencia al Ser interno:
Consiste en hacer una sencilla oración a nuestro Ser interno para que nos proteja y guíe durante toda la práctica.
3) Planteo del objetivo:
Debemos plantearnos un objetivo, pregunta o lugar a visitar antes del comenzar la práctica para que una vez estemos en los mundos internos tengamos un objetivo concreto al cual dirigirnos.

4) Relajación del cuerpo físico:
Utilizando la imaginación, la concentración y la voluntad relajaremos todo el cuerpo, parte por parte, hasta liberarlo de todas las tensiones.


Para esto visualizaremos el proceso de relajación comenzando desde los pies y extendiéndose ordenadamente por todas las demás extremidades, miembros y órganos hasta completar todas las partes del cuerpo. Imaginaremos como estas partes se van llenando de una luz azulada que los calma y aquieta gradualmente, hasta alcanzar la relajación total de todo el cuerpo.

5) Utilización de un método:
Existen numerosos métodos. Todos ellos están basados en la concentración. Debemos utilizar un solo método por práctica. Cambiar de método en una misma práctica genera distracción.

METODOS
1- Vigilia del sueño:
Consiste en mantener una alerta vigilancia durante todo el proceso de adormecimiento del cuerpo, procurando entrar en los primeros niveles del sueño sin perder la conciencia. Un síntoma de que estamos entrando en el astral es la aparición de una lluvia de imágenes en el campo mental con las que no debemos distraernos.
Manteniendo la atención alerta se deben descartar conscientemente todos los pensamientos ajenos al propósito de desdoblarnos. De esta forma se van presentando los síntomas de ensueño hasta que finalmente se produce el desdoblamiento consciente.
2- Mantralizando:
Un mantram es una palabra de poder. La pronunciación de estos sonidos acompañada de la concentración facilita el desdoblamiento. Se debe pronunciar uno solo sin extenderse demasiado, armonizando con el relajamiento del cuerpo.
-Mantram “FA RA ON”: Imaginándose una pirámide en la frente.
-Mantram “O”: Concentrándose en el corazón.


6) Síntomas y comprobación:
Existen diversos síntomas del desdoblamiento. Podemos sentir que el cuerpo se infla o se hincha, que flotamos o nos mecemos. Sentir que se levantan los brazos y que las piernas flotan, o que se gira a gran velocidad. Sentir un pequeño corrientazo a lo largo del cuerpo, percibir un ruido al lado de los oídos, sentir que nos caemos o nos hundimos en la cama, etc. A veces no hay síntomas y podemos aparecer directamente despiertos en un sueño.
Para comprobar nos jalaremos del dedo procurando que se estire o pegaremos un saltito para ver si quedamos flotando.